Tag Archive: arthur c clarke


Cuento corto: El centinela por ARTHUR C. CLARKE (1953)

El centinela, el cuento corto que constituye el origen de una de las historias más famosas de la ciencia ficción: 2001: una odisea del espacio.

La historia es sencilla. Un hombre de una base lunar descubre algo que brilla en una de las montañas lunares. Un día decide emprender una excursión con un amigo. El ascenso es complicado, y cuando culmina la cumbre encuentra una pirámide –no es una tableta metálica como en la película de Kubrick-. El protagonista infiere que la pirámide es un centinela de otra civilización, instalado en la Luna esperando que hubiera vida inteligente en el planeta con más probabilidades de la galaxia: la Tierra. El Hombre habría demostrado al descubrir la pirámide que ha llegado a un grado de civilización suficiente. Esta circunstancia habría hecho sonar una alarma en el planeta alienígena que instaló el centinela.

Clarke termina diciendo que esos aliens estarían ya viniendo hacia la Tierra. La conclusión encaja perfectamente con la moda de los flying saucers de los años cuarenta y cincuenta del siglo XX; una moda que se ha podido comprobar en agosto de 2010 con la desclasificación de los papeles que el Estado británico hizo guardar desde los años del gobierno de Churchill, sobre supuestos platillos volantes provenientes de civilizaciones alienígenas que vienen a la Tierra a echar un vistazo.

A este tópico podemos unir otro. El que “el centinela” sea una pirámide enlazaba con el misterio de las pirámides en América, Egipto y Asia que ya despuntaba a finales de la década de 1950, y que llegó hasta los noventa resucitada por la película Stargate e incluso con la titulada Alien vs. Predator. La idea es muy conocida: una raza alienígena llegó al planeta en los albores de la Humanidad, fueron vistos como dioses, y su presencia permite construir respuestas alternativas a preguntas que la arqueología y la antropología han ido contestando.

Resumiendo: es un relato corto, reescrito varias veces, que intenta transmitir la fascinación por la astrofísica y el vértigo ante la posibilidad de la existencia de una civilización superior a la nuestra. Clarke utiliza el mismo recurso en Cita con Rama y El fin de la infancia, y lo repite en la versión novelada de 2001: una odisea del espacio. De esta manera, Clarke cumple el tópico del escritor que escribe una y otra vez la misma novela.

Fuente: http://imperiofutura.blogspot.mx/2010/08/arthur-c.html

Reseña de la pelicula: Odisea en el espacion 2001

Advertisements

Recogedor de Basura Espacial



¿Recuerdas Quark, la escoba espacial? Era una serie de cutre-ficción que relataba los avatares de una Patrulla de Recogida de Basura en el año 2222 cuya misión era “limpiar le basura de la Vía Láctea”. El proyecto de basurero espacial que fue propuesto durante la conferencia anual del Ascensor Espacial no es tan ambicioso: únicamente abarca la órbita terrestre, donde se calcula que hay 600.000 objetos descritos como basura espacial.

El llamado Eliminador Electrodinámico de Escombros (EDDE) es un vehículo equipado con unas 200 redes que iría “cazando” los restos de basura espacial como si se tratara de mariposas, según la elegante descripción de su propulsor, el fundador de Star Inc., Jerome Person. En un período de 7 años, 12 vehículos EDDE podrían capturar 2.465 objetos de más de 2 kilos flotando en órbita baja.

La propuesta de la empresa tiene su razón de ser. La basura espacial es uno de los mayores obstáculos para la puesta en funcionamiento del ascensor espacial, una idea inspirada en un relato de Arthur C. Clarke de 1979, “Las fuentes del paraíso”. Star Inc. proyecta la construcción de un ascensor espacial como alternativa a los transbordadores: una larga cuerda fabricada con nanomateriales que estará anclada a la superficie de la Tierra y contará con un contrapeso a 35.000 kilómetros de altura. Las naves subirán y bajarán por el cable, acarreando gente y objetos al espacio.

Pero el sueño de un ascensor espacial se vio truncado cuando en la conferencia celebrada hace dos años un antiguo científico de la NASA avisó que los objetos de basura impactarían sobre el vehículo, haciéndole inoperativo. Desde entonces, la empresa ha estado trabajando en una solución para esta basura espacial, que viene en forma de cazamariposas gigante.

Los objetos capturados por los vehículos EDDE podrían tener varios destinos: o bien serían lanzados al Pacífico Sur, donde no deberían impactar con ningún objeto terrestre importante, o bien podrían trasladarse a una órbita terrestre, para que fueran cayendo hacia la Tierra, o bien podrían reutilizarse para construir estructuras para albergar tripulaciones o equipamiento. En este caso “estaríamos recolectando aluminio en órbita”, según Pearson. Cabe recordar que el pico de producción del aluminio se producirá en 2057, según la investigadora Alicia Valero.

No todo el mundo parece feliz con el despliegue de los EDDEs. China ya ha advertido que vehículos como el propuesto también podrían servir para “propósitos siniestros”, como la retirada de satélites de su órbita por motivos militares. Ante la acusación, Pearson alega que están trabajando con la NASA y no con Darpa, que forma parte del Departamento de Defensa de EEUU.

Posibilidades de construcción: 30%. Los vehículos de recogida de basura también son basura in pectore. En cualquier caso conmueve comprobar la influencia mutua entre la ciencia-ficción y la ciencia: el basurero espacial se hace realidad medio siglo después.

Fuente: http://blogs.lainformacion.com/futuretech/2010/08/30/el-camion-de-basura-espacial-podria-empezar-la-recogida-de-residuos-en-2017/

%d bloggers like this: