El Informe Kinsey fue el resultado de un estudio científico publicado en dos libros, Comportamiento sexual del hombre (1948) y Comportamiento sexual de la mujer (1953), por Alfred C. Kinsey, Wardell Pomeroy y otros colaboradores. Se realizó entrevistando a más de 20 000 hombres y mujeres, con un sistema de completa confidencialidad, que respondían un cuestionario anónimo consiguiendo crear una base de datos que describían el comportamiento sexual en el ser humano, generando gran sorpresa en 1948 al sacar a la luz comportamientos que hasta entonces habían permanecido en la más estricta intimidad y de los cuales no se hablaban ni en la comunidad científica ni en la sociedad. Ayudó a desterrar mitos y evidenció que conductas que hasta entonces la mayoría consideraban marginales, o incluso inmorales, eran practicadas por un porcentaje considerable de la población, como fue el caso de la masturbación tanto femenina como masculina, la homosexualidad y bisexualidad o la temprana edad de iniciación sexual.

Lo que más repercusión ha tenido hasta la actualidad es la división en grados de la tendencia sexual, en la que entre la homosexualidad y la heterosexualidad exclusivas se establecieron una serie de grados de bisexualidad, considerados válidos para muchos investigadores hasta hoy y que fueron novedosas en el momento. En el estudio se estableció una escala de 7 grados que van desde la absoluta heterosexualidad hasta la homosexualidad completa, pasando por cinco grados de bisexualidad, donde se afirmaba además que gran parte de la población era en algún grado bisexual, indicando sus porcentajes. Se definió, por ejemplo, que el 60% de los hombres y el 33% de las mujeres habían participado al menos en una práctica homosexual desde los 16 años de edad y que al menos un tercio de los hombres había alcanzado el orgasmo en prácticas homosexuales.

Este informe provoca hasta hoy grandes controversias, sobre todo por los métodos de acceso a la información, la selección de los entrevistados y el origen de la información sobre el comportamiento sexual en niños.

Kinsey murió en 1956 a los 62 años, dejando el Kinsey Institute for Sex Research como un legado a la investigación sexual.

Partes del informe sobre la diversidad en cuanto a la orientación sexual son frecuentemente usadas para respaldar la estimación de que el 10% de la población es homosexual. En lugar de usar tres categorías (heterosexuales, bisexuales y homosexuales) se usaron seis categorías (una séptima categoría, la de asexuales fue agregada por los compañeros de Kinsey).   Los reportes establecieron que cerca del 46% de los sujetos masculinos encuestados habían “reaccionado” sexualmente ante personas de ambos sexos en el curso de sus vidas como adultos, y el 37% ha tenido al menos una experiencia/respuesta homosexual.1 También se estableció que el 11.6% de los hombres blancos encuestados, cuya edad oscilaba entre los 20 y 35 años, fueron valorados con el valor de 3 en la escala, es decir habían tenido igualmente experiencias/respuestas heterosexuales como homosexuales durante toda su vida adulta.2 Además el estudio reportó que el 10% de los hombres estadounidenses que fueron encuestados habían sido “mas o menos” exclusivamente homosexuales por al menos 3 años entre los 16 y 55 años” (es decir estuvieron en el rango 5 o 6 en la escala).3

En cuanto a la mujer, se reportó que el 7% de las mujeres solteras y el 4% de las mujeres en plan de matrimonio encuestadas, cuyas edades iban desde los 20 a 35 años fueron valoradas con el valor de 3 en la escala (tenían igualmente experiencias/respuestas heterosexuales como homosexuales) por ese periodo de sus vidas.4 Además de que del 2 al 6% de las mujeres, cuyo rango de edad iba desde los 20 a los 35 años, eran “mas o menos” exclusivamente homosexuales,5 y del 1 al 3% de las mujeres no casadas cuya edad iba desde los 20 a los 35 años tenían exclusivamente respuestas/experiencias homosexuales.   Las críticas académicas fueron hechas relacionando para probar la selección y la muestra de parcialidad en la metodología de los reportes. Los dos principales problemas citados fueron la significativa porción de muestras que venían de población penal y de prostitutos y que los sujetos que se ofrecieron para ser entrevistados sobre temas tabú, lo cual provocaba que el estudio estuviera propenso a problemas de autoselección. Ambos socavan la utilidad de la muestra en cuanto a determinar la tendencia del total de la población. En 1948, el mismo año de la publicación original, el comité de la Asosiación Estadounidense de Estadística, incluyendo a notables estadistas como John Tukey, condenó el procedimiento de muestreo. Tukey fue quizás el mas crítico, afirmando que “una muestra al azar, de tres personas hubiera sido para el Sr. Kinsey mejor que un grupo de 300 elegidas”.

Kinsey la película

Kinsey es una película estadounidense que relata parte de la vida del sexólogo Alfred Kinsey. Kinsey, con la ayuda de Wardell Pommery, realizó un informe sobre el comportamiento sexual humano, el Informe Kinsey. Su publicación provocó un gran revuelo social en la sociedad estadounidense, que vio cómo se desmitificaban muchos aspectos de la sexualidad humana.   Kinsey fue dirigida en 2004 por Bill Condon, y su reparto está encabezado por Liam Neeson, nominado al Oscar al mejor actor por su interpretación en La lista de Schindler.

El profesor Alfred Kinsey, protagonista de la historia, está siendo entrevistado sobre su historia sexual. Durante la entrevista, dos de los momentos más importantes de la vida de Kinsey son revelados al espectador como flashbacks. Aparecen dos secuencias: una de ellas en su niñez, cuando era boy scout y la otra cuando Kinsey discute con su padre sobre sus intenciones vocacionales. La escena cambia y aparece Kinsey enseñando en la Universidad de Indiana como profesor de biología especializado en la mosca de la agalla, donde la historia comienza. Kinsey se enamora de una estudiante de su clase (interpretada por Laura Linney) y se casa con ella. Ellos tienen tres hijos. Mientras tanto, en la Universidad, el profesor Kinsey, llamado afectuosamente “Prok” (Pro-fesor K-insey) por sus estudiantes graduados, se encuentra con los estudiantes en las horas posteriores a clase para ofrecer consejo sobre temas sexuales. Cuando comienza esta actividad en algunos sectores se le tacha de sucio, pero los estudiantes además de pedir consejo en ocasiones hablan sobre su vida sexual, lo que aumenta el conocimiento de Kinsey sobre el sexo.   En una fiesta de celebración de la publicación del libro de Kinsey sobre la mosca de la agalla, Kinsey se acerca al decano de los estudiantes para crear un curso sobre educación sexual. Momentáneamente, es aprobado. Kinsey comienza enseñando en un pequeño auditorio,no obstante este curso es sólo para profesores, y estudiantes graduados, mayores o casados. Kinsey continúa recabando información en entrevistas personales pero encuentra que esta información está limitada al poco número de gente que entrevistó. Esto lleva al profesor Kinsey a realizar un cuestionario a toda su clase de educación sexual, lo que le hace descubrir la gran disparidad existente entre las prácticas sexuales que realizan y la idea de la sociedad sobre este tema. Después de recibir soporte financiero de la fundación Rockefeller, Kinsey y su equipo viajaron por el país, entrevistando a sujetos para conocer su historial sexual.   Conforme el tiempo pasa el Dr. Kinsey descubre que el sexo que no implica a dos humanos de distinto sexo es más frecuente de lo que originalmente se pensaba. Por ello Kinsey creó una nueva forma de clasificar a los humanos con la escala Kinsey, que clasifica la sexualidad de las personas desde homosexuales a heterosexuales.

Fuente: Wikipedia