La película comienza con la llegada de una familia perfecta a una comunidad perfecta, con elegantes casas, patios bien cuidados y vecinos amistosos; claro que las cosas no son lo que aparentan. Como muchas otras películas, The Joneses pretende mostrarnos el lado oscuro de la vida en los idílicos suburbios norteamericanos, pero en vez de usar clichés de terror o suspenso, prefiere transmitir un mensaje mucho más simple y real: la infinita ambición de la mercadotecnia moderna no se detendrá ante nada para convertirnos en autómatas consumistas, guiados por el impulso y no por la razón. No es una película de terror, pero admito que me dio miedo…La perfecta familia está integrada por Steve Jones (David Duchovny), su amorosa esposa Kate (Demi Moore), y sus dos hijos adolescentes, Jenn (Amber Heard) y Mick (Ben Hollingsworth). Inmediatamente empiezan a hacer amigos en su nueva comunidad, y sus vecinos envidian el alto nivel del vida de los Jones, así como su cálida armonía. Pero detrás de su perfecta apariencia nos damos cuenta de que hay cosas muy extrañas en sus relaciones familiares, y quizás su presencia en no sea producto de la casualidad, sino de un audaz plan corporativo diseñado para promover el consumismo entre los habitantes del adinerado suburbio…

Muchas otras películaslibros y programas de televisión han censurado el ciego consumismo que infecta a la humanidad; The Joneses llega tarde a la fiesta, y además no llega tan lejos como debería para causar un impacto genuino en el espectador. Sin embargo su mensaje sigue siendo válido, y lo mejor de todo es que lo envuelve en una buena historia fundamentada en la humanidad de sus personajes. A fin de cuentas me interesó más la relación entre Steve y Kate, que la conspiración detrás de su “matrimonio”, y creo que eso basta para rescatar la película de la mediocridad. No obstante, desde otro punto de vista podría decirse que el énfasis en las relaciones resta fuerza a la sátira, y por ello la cinta se desinfla al final, cuando no hay adecuada conexión entre sus contradictorios aspectos.

De cualquier modo me gustó el eficiente ensamble de actores, empezando por David DuchovnyDemi Moore. Creo que Duchovny ya superó el estigma del Agente Mulder gracias a su trabajo en modestas cintas independientes y en audaces series “alternativas”, como Californication; de hecho, en The Joneses emplea ese mismo carisma casual que lo hace al mismo tiempo sofisticado y accesible. Honestamente dudo que sea un buen actor en el sentido convencional; pero encontró un nuevo nicho que funciona para él, y me da gusto que esta película lo sepa explotar. Por su parte, Demi Moore nos recuerda que no solo es una “celebridad”, sino una sólida actriz cuando encuentra el papel adecuado. Su participación en The Joneses es curiosamente sutil y controlada, pues así es como mejor se expresa el conflicto interno que sostiene durante la película entera, tratando de conciliar sus sentimientos reales con la misión que debe cumplir. Además, cosa rara, su asombroso rostro y cuerpo son parte integral del personaje y no solo indulgentes muestras de vanidad. También merecen mención Gary Cole y Glenne Headly como los mejores amigos de los Jones; en ocasiones parecen patético “comic relief”, pero su sinceridad de algún modo preserva el realismo de una pareja que ha reemplazado sus emociones por regalos y objetos costosos.

Con un poco más de convicción en su propósito o con un libreto más inteligente The Joneses podría haber sido una brutal (y muy agradecida) sátira sobre la obsesión consumista que amenaza con salir de control (si es que no ocurrió ya). Pero su flojo final sentimental y falta de enfoque (por no mencionar su horrenda banda sonora) la dejan a la deriva, con el buen trabajo de sus actores como única esperanza de salvación.The Joneses tiene suficientes puntos buenos para darle una modesta recomendación, y en verdad me hubiera gustado que llegara al nivel de sátiras tan acertadas como Wag the DogIn the LoopState and Main; lamentablemente no pasa de ser un ameno pasatiempo que tal vez nos ponga a pensar durante noventa minutos para luego olvidarse de inmediato.

fuente: http://imagenennegativo.blogspot.com/2010/08/joneses.html

ver la pelicula on-line: http://peliculasid.com/peliculas/the-joneses.html